Vidrios Templados

El vidrio templado es un tipo de vidrio de seguridad, procesado por tratamientos térmicos o químicos, para aumentar su resistencia en comparación con el vidrio normal. Esto se logra poniendo las superficies exteriores en compresión y las superficies internas en tracción. Tales tensiones hacen que el vidrio, cuando se rompe, se desmenuce en trozos pequeños granulares en lugar de astillar en grandes fragmentos dentados. Los trozos granulares tienen menos probabilidades de causar lesiones. En algunos países, se lo suele referir por sus nombres comerciales «Blindex» o «Pyrex»

Aplicaciones:

  • Fachadas de edificios
    · Mobiliario urbano
    · Pistas deportivas (squash, etc.)
    · Mobiliario interior: vitrinas, mesas, etc.
  • Separadores de ambientes
    · Mamparas de baño

Ventajas

Seguridad. En caso de rotura, el cristal se fragmenta en pequeños trozos con arista que no cortan, con la cual cosa los riesgos de heridas son mínimos. 

Acústicas, luminosidades, energéticas y térmicas. El cristal templado mantiene las mismas propiedades que tenía antes de ser templado. Así, serán aplicables las mismas que para el cristal monolítico.
Mecánicas. Resistencia a la flexión de 120 a 200 MPa (el cristal sin templar tiene una resistencia a la flexión de 40 MPa).
Choque térmico. Alta resistencia a la rotura por causa de choque térmico. Soportan diferencias de temperatura que pueden llegar están entre 200º y 400º C.